El manco de Lepanto

NOTICIA

TODO POR SUS LIBROS.


“ÚLTIMA HORA, DON QUIJOTE DE LA MANCHA VUELVE HACER DE LAS SUYAS”

Los pasados días, pudimos observar, como Don Quijote volvía a aparecer por las calles, algunos testigos que han hablado con él nos cuentan que había salido a recuperar unos libros que gracias a una investigación, hemos podido comprobar que los libros no están desaparecidos, solamente estaban en la biblioteca de una casa en la que habían tapado la puerta, sin duda el afán que tiene este hombre a la lectura nos deja asombrados.


Algunos testigos nos informan de que no iba solo, iba con un nombre bajo y con aumento de peso llamado Sancho Panza, nos explican que Don Quijote intentó atacar a unos molinos a los que confundió con hombres, a lo que desgraciadamente el susodicho salió mal parado, también nos relatan que gracias a su valentía pudo rescatar a una mujer que estaba secuestrada, por dos frailes de Don Benito, afortunadamente fue libre, pero Sancho Panza recibió una tremenda paliza por parte de estos, finalmente, los dos frailes consiguieron huir.

Pese a pasar un mal día, lleno de golpes, fueron acogidos para pasar la noche por unos cabreros, donde fueron alimentados con queso y vino, estos cabreros dicen que Don Quijote tenía una herida bastante fea en la oreja a la que uno de ellos curo con un remedio casero, también hemos podido saber que falleció un hidalgo rico llamado Grisóstomo  con estudios en salamanca y con una ultima voluntad de ser enterrado en el campo, los rumores apuntan a que la causante de su muerte fue una mujer llamada Marcela con la que tenía una relación amorosa


Concluyendo esta noticia, después del entierro Don Quijote decidió marcharse para ir en busca de la tal Marcela, cuando ella se presento al entierro para demostrar su inocencia.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: